Artículos de prensa 2014

 
 

CRITICA A LA EXPOSICION GALERIA MARIA COSTAFREDA ART MANAGEMENT MCAM

Mutación pictórica

PRESÈNCIES DISCONTÍNUES Galería MCAM

JUEVES, 4 DICIEMBRE 2014 AGENDA LA VANGUARDIA

MARINA ESCOBAR

Barcelona

Blancas paredes a juego con un blanco techo. Color plano de galería, inerte, liviano y en medio de tanta blancura un laberinto de colores: los grabados del artista Lázaro Ferré. Su obra es un enigma. Una metáfora en espiral que conforman sus grabados de pequeño formato. Son relieves atrapados en medio de la inmensidad monocromática de las paredes de la galería Maria Costafreda Art Management, que acoge su exposición Presències discontínues. Estamos ante la nueva producción de un artista cambiado: un Lázaro Ferré inmerso en una gran mutación pictórica. El infarto que sufrió en el 2012 le llevó a replantearse su estilo, a decidir evolucionar:    “He pasado por todo tipo de disciplinas artísticas y ahora mi trabajo bebe del street art”, especi­fica Lázaro Ferré. Influencias que se perciben en la exposición, que recoge un conjunto de 22 grabados acompañados de algunas de las planchas con las que se elaboraron. Un proceso de creación que el artista comparte con profesionales en la técnica del entintado: “Un entintador se encarga de dar el acabado en tinta a las plantillas que yo mismo creo”, matiza. El resultado es una obra que pretende ser una reflexión sobre la memoria humana, una especie de camino lineal y toda una poesía visual. “Memoria que se crea, que se descompone que se compone y juega”, versan las primeras frases de su trayecto pictórico. Lázaro Ferré, reconocido por haber expuesto algunas de sus obras en importantes galerías de arte como la Kreisler de Madrid, explica de Presències discontínues que se trata de un mundo ilusorio. Una rami­ficación del pensamiento, de la concepción del ser y, sobre todo, una selección.

Así como sucede en la propia memoria: sólo lo trascendental permanece.